Cuidados del Tattoo en Invierno

  • Mantente hidratado: Una de las formas más importantes de conservar la tinta de tu tatuaje durante el invierno es mantenerla bien hidratada. El clima frío y los vientos secos pueden hacer que tu piel se agriete y se vuelva escamosa fácilmente. Un nuevo tatuaje puede volverse extremadamente incómodo si tu piel comienza a pelarse. Para evitar esto, asegúrate de mantener la piel alrededor de la tinta bien hidratada y nutrida.
  • Cuidado con la calefacción El uso de la calefacción hace la humedad del ambiente disminuya y el agua contenida en la piel se evapora. Además, el humo de la calefacción en invierno aumenta la contaminación del aire, que contamina la piel, obstruye los poros y reduce la oxigenación.
  • Los cambios bruscos de temperatura que se dan al entrar y salir de ambientes contraen y dilatan los capilares bruscamente. Esto provoca que la piel tatuada se vea forzada a adaptarse y notarás que tu tatuaje forma relieve y/o picazón.

Recuerda que lo mejor que puedes hacer es hidratar la piel.

Abrir chat
Agenda aquí
Agenda aquí