Es Verano, cuida tus tatuajes


¿Sabes cómo cuidar tu tatuaje durante el verano?

Recién hecho tu tattoo el primer consejo es evitar bañarse en la playa o una piscina (aunque sea de nuestra propia casa). Se debe esperar 15 días para poder tomar un baño sin riesgo.

El calor hace que la piel se reseque. Así que debemos tener cuidado y mantener bien hidratada la zona del tatuaje con una crema o aceite específica para ello.

Si vas a la playa o a la piscina debes utilizar un protector solar de máxima graduación y evitar exponerte al sol durante muchas horas seguidas. Así mantendrás los colores del tatuaje vivos durante un mayor periodo de tiempo.

Finalmente, tatuarse en verano es un buen momento porque la piel tatuada está más expuesta al ambiente y esto ayuda al proceso de cicatrización.